Quiénes son delincuentes en el Perú y por qué?


Save this PDF as:
 WORD  PNG  TXT  JPG

Tamaño: px
Comenzar la demostración a partir de la página:

Download "Quiénes son delincuentes en el Perú y por qué?"

Transcripción

1 Desde nuestra creación por parte de la ONU en 1965, en el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) nos hemos concentrado en apoyar el fortalecimiento de las capacidades nacionales alrededor del planeta. Contamos con una red global que promueve los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), los derechos humanos y la equidad de género, y brindamos asistencia técnica a fin de alcanzar un desarrollo humano sostenible teniendo en cuenta las prioridades de cada país. En el Perú mantenemos una coordinación permanente y directa con el gobierno e instituciones nacionales y locales, la sociedad civil, el sector privado, los medios de comunicación y las agencias del Sistema ONU. Ciudad Nuestra Centro de estudios en seguridad ciudadana constituido el 2007 con el propósito de formular propuestas de política pública, identificar buenas prácticas y producir información relevante para la toma de decisiones, así como llevar a cabo actividades de formación y capacitación en los ámbitos social y universitario. Hicieron posible la Primera Encuesta Nacional a Privados de Libertad (Sentenciados) en el Perú Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) Heraldo Muñoz Subsecretario general de las Naciones Unidas y Director Regional para América Latina y el Caribe Rafael Fernández de Castro Medina Coordinador general del Informe Regional de Desarrollo Humano Marcelo Bergman Coautor del Informe Regional y Coordinador Regional del Estudio Comparativo de Población Carcelaria Carlos Vilalta Gustavo Fondevila Diego Masello Asistentes del Coordinador Regional del Estudio Comparativo de Población Carcelaria Daniel Luz Asesor en Seguridad Ciudadana del Centro Regional del PNUD en Panamá Rebeca Arias Coordinadora Residente del Sistema de Naciones Unidas y Representante Residente del PNUD en el Perú Leonor Suarez Ognio Oficial de Gobernabilidad Democrática y Descentralización del PNUD en el Perú Lizbeth Vélez Asesora en Derechos Humanos del PNUD en el Perú Ciudad Nuestra Gino Costa Presidente Alicia Solari Directora ejecutiva Carlos Romero Investigador Banco Interamericano de Desarrollo (BID) Fidel Jaramillo Representante en el Perú Gonzalo Deustua Especialista senior en Modernización del Estado Defensoría del Pueblo Eduardo Vega Defensor del Pueblo Gisela Vignolo Adjunta para los Derechos Humanos y las Personas con Discapacidad Luis Francia Percy Castillo Isabel Berganza Comisionados del Programa de Asuntos Penales y Penitenciarios Miluska Ascarza Secretaria del Programa de Asuntos Penales y Penitenciarios Patricia Montani Administradora de la Adjunta para los Derechos Humanos y las Personas con Discapacidad Equipo Arequipa Wilmer Aranzamendi Zoraya Torres Alicia Córdova Ana Herrera Equipo Ayacucho Ena Poma Wilman Muñoz Mario Escriba Equipo Chiclayo Evonny Gómez Paola Aranguri Milagros Méndez Sandra Margary Regalado Equipo Cusco Rina Sánchez Ciro Esquivel Eric Núñez Joel Chacón Equipo Huancayo Laura Vila Indhry Vila Katherine Bravo Rosario Bravo Equipo Lima y Callao Lissette Bejarano Isis Baldassari Luis Cáceres Gino Costa (Lima, 1956) Magaly Díaz Gerardo Egocheaga Fiorelly García Iván Peña Lissette Pezo Robert Rivera Ana Silva Jhan Tejada Luis Paiva Lucía Núñez Piero Villena Quiénes son delincuentes en el Perú y por qué? Equipo San Martin Raúl Navarro Zoila Barrera Hernán Laynes Factores de riesgo social y delito en perspectiva comparada en América Latina Equipo Trujillo Isabel Beleván Diana Mendoza Ximena Vásquez Federico Corzo Instituto (INPE) Nacional Penitenciario José Luis Pérez Guadalupe Presidente del Consejo Nacional Penitenciario Julio Magán Vicepresidente del Consejo Nacional Penitenciario Oscar Ayzanoa Tercer miembro del Consejo Nacional Penitenciario Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) Alejandro Vílchez Jefe Quiénes son delincuentes en el Perú y por qué? Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) Katherin Quispe Gleen Carhuachín Luis Benites Especialistas en Análisis de Base de Datos de la Dirección Nacional de Censos y Encuestas Carlos Romero (Huacho, 1978) Investigador en seguridad ciudadana y docente universitario. Ha sido asesor de la Alta Dirección, secretario permanente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos y defensor adjunto de la Defensoría del Policía del Ministerio del Interior. También fue gerente de seguridad ciudadana de la Municipalidad de Lima, miembro de la Unidad de Investigaciones Especiales de la Comisión de la Verdad y Reconciliación, asesor del presidente del Instituto Nacional Penitenciario y miembro del Programa de Asuntos Penales y Penitenciarios de la Defensoría del Pueblo. Es abogado por la Universidad de San Martín de Porres y egresado de la Maestría en Ciencias Penales de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Aníbal Sánchez Subjefe Lourdes Condori Especialista en Procesamiento de Bases de Datos y Elaboración de Indicadores de la Dirección Nacional de Censos y Encuestas Presidente de Ciudad Nuestra, consultor en seguridad ciudadana y docente universitario. Ha sido ministro del Interior, presidente del Instituto Nacional Penitenciario, defensor adjunto para los derechos humanos de la Defensoría del Pueblo y funcionario de las Naciones Unidas. Es abogado por la Pontificia Universidad Católica del Perú y Ph.D. en Historia Contemporánea por la Universidad de Cambridge, Inglaterra. Gino Costa y Carlos Romero Con la colaboración especial de Marcelo Bergman, Carlos Vilalta y Gustavo Fondevila Con el apoyo de: DEFENSORIA DEL PUEBLO

2 Quiénes son delincuentes en el Perú y por qué? Factores de riesgo social y delito en perspectiva comparada en América Latina Gino Costa y Carlos Romero Con la colaboración especial de Marcelo Bergman, Carlos Vilalta y Gustavo Fondevila

3 Quiénes son delincuentes en el Perú y por qué? Factores de riesgo social y delito en perspectiva comparada en América Latina Gino Costa y Carlos Romero Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) Perú Complejo Javier Pérez de Cuéllar Av. Pérez Araníbar 750, Magdalena del Mar, Lima 17 Ciudad Nuestra Malecón de la Marina , Miraflores, Lima 18 Cuidado de la edición, diseño, diagramación e impresión: GMC Digital SAC Av. Grau , Miraflores, Lima 18 Primera edición: diciembre del 2014 Impreso en el Perú 1000 ejemplares Hecho el Depósito Legal en la Biblioteca Nacional del Perú Nº ISBN: Las opiniones, análisis y recomendaciones de política de este estudio no reflejan necesariamente el punto de vista del PNUD, como tampoco de su Junta Directiva ni de sus Estados miembros.

4 NOTA DEL PNUD El Estudio comparativo sobre población carcelaria en una selección de países de América Latina es el primero en su género. Nunca antes se había formulado uno de estas dimensiones ni alcance, que permitiera el análisis comparado entre los sentenciados de seis países de la región. Es por ello que supone un insumo innovador para quienes en la región toman decisiones y tienen responsabilidad en las políticas públicas de seguridad ciudadana. No obstante, ofrece tan solo una primera aproximación general al perfil de la población carcelaria en cada uno de los casos analizados. Aún no se trata de evidencia definitiva. Para ello se requeriría, más que de una encuesta, de un censo detallado de la totalidad de la población penitenciaria. Quiénes son delincuentes en el Perú y por qué? 3

5 ÍNDICE PRESENTACIÓN DEL PNUD PRESENTACIÓN DE CIUDAD NUESTRA AGRADECIMIENTOS RESUMEN EJECUTIVO INTRODUCCIÓN: LA ENCUESTA 1. Cómo y quiénes hicieron la encuesta? 2. Características de la encuesta 3. Quiénes fueron los encuestados? PRIMERA PARTE: EL DELITO Y LA VIOLENCIA EN EL PERÚ 4. Cómo estamos? 5. Qué hay detrás del delito y la violencia? SEGUNDA PARTE: LOS FACTORES DE RIESGO SOCIAL 6. Familia, escuela y barrio, y su incidencia en el delito 6.1 La familia 6.2 La escuela 6.3 El barrio 7. Precariedad laboral como factor de riesgo 8. Alcohol, drogas ilegales y armas de fuego como facilitadores del delito 8.1 Alcohol y drogas ilegales 8.2 Armas de fuego TERCERA PARTE: CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES 9. Conclusiones 10. Recomendaciones BIBLIOGRAFÍA ANEXO Ficha técnica del Estudio comparativo de población carcelaria PNUD - Ciudad Nuestra

6 ÍNDICE DE GRÁFICOS Gráfico 1: Victimización personal, América, Gráfico 2: Victimización personal, Perú, Gráfico 3: Delitos por 100 mil habitantes, Perú, Gráfico 4: Extorsiones como parte del total de delitos, América, Gráfico 5: Homicidios por 100 mil habitantes, América, Gráfico 6: Homicidios cometidos por arma de fuego, América, 2012 o último año disponible. Gráfico 7: Homicidios por 100 mil habitantes, Perú, Gráfico 8: Lesiones por 100 mil habitantes, América, 2012 o último año disponible. Gráfico 9: Lesiones por 100 mil habitantes, Perú, Gráfico 10: Violaciones sexuales por 100 mil habitantes, América, 2012 o último año disponible. Gráfico 11: Violaciones sexuales por 100 mil habitantes, Perú, Gráfico 12: Confianza en las Policías, América, Gráfico 13: Soborno a las Policías, América, Gráfico 14: Principales problemas del país, Perú, Gráfico 15: Percepción de inseguridad, América, Quiénes son delincuentes en el Perú y por qué? 5

7 ÍNDICE DE CUADROS Cuadro 1: Población sentenciada encuestada, por sexo y establecimiento penitenciario, Perú, 2013 Cuadro 2: Población encuestada, sentenciada y procesada por tipos delictivos, Perú, Cuadro 3: Población sentenciada por tipos delictivos, América Latina, Cuadro 4: Denuncias ante la Policía y sentenciados, por tipos delictivos, Perú, Cuadro 5: Sentenciados cuyos padres vivían juntos cuando eran niños, América Latina, Cuadro 6: Sentenciados cuyos padres consumían alcohol frecuentemente cuando eran niños, América Latina, Cuadro 7: Sentenciados cuyos padres consumían drogas ilegales cuando eran niños, América Latina, Cuadro 8: Sentenciados cuyos padres los golpeaban cuando eran Cuadro 9: niños, América Latina, Sentenciados cuyos padres golpeaban a su madre cuando eran niños, América Latina, Cuadro 10: Sentenciados que huyeron de su casa alguna vez antes de los quince años, América Latina, Cuadro 11: Sentenciados con algún miembro de su familia preso alguna vez, América Latina, Cuadro 12: Parentesco del sentenciado con el familiar alguna vez preso, América Latina, Cuadro 13: Sentenciados con pareja, cuya pareja estuvo presa alguna vez, América Latina, Cuadro 14: Nivel educativo de los sentenciados antes de ser detenido, América Latina, Cuadro 15: Razones de los sentenciados para abandonar los estudios, América Latina, Cuadro 16: Sentenciados cuyos mejores amigos cometían delitos antes de su mayoría de edad, América Latina, Cuadro 17: Sentenciados cuyos barrios tenían pandillas o bandas delictivas antes de su mayoría de edad, América Latina Cuadro 18: Sentenciados en cuyos barrios eran frecuentes las riñas o peleas antes de su detención, América Latina, Cuadro 19: Sentenciados que trabajaron alguna vez en su vida, América Latina, Cuadro 20: Sentenciados que trabajaban el mes anterior a su detención, América Latina, Cuadro 21: Sentenciados satisfechos con su situación económica antes de ser detenidos, América Latina, PNUD - Ciudad Nuestra

8 Cuadro 22: Sentenciados que pertenecieron alguna vez a las Fuerzas Armadas o la Policía, América Latina, Cuadro 23: Sentenciados que consumieron alcohol o drogas ilegales seis horas antes de cometer el delito, América Latina, Cuadro 24: Clasificación de las sustancias consumidas por los sentenciados que consumieron alcohol o drogas ilegales seis horas antes de cometer el delito, América Latina, Cuadro 25: Sentenciados que consumieron alcohol o drogas ilegales el último mes en el penal, América Latina, 2013 Cuadro 26: Sentenciados que alguna vez tuvieron un arma de fuego, América Latina, Cuadro 27: Modo de adquisición del arma de fuego de los sentenciados que alguna vez tuvieron una, América Latina, Cuadro 28: Sentenciados que llevaban un arma cuando cometieron el delito, América Latina, Cuadro 29: Tipo de arma que llevaban los sentenciados cuando cometieron el delito, América Latina, Cuadro 30: Tipo de arma que utilizaron los sentenciados por homicidio para llevar cabo su delito, América Latina, Quiénes son delincuentes en el Perú y por qué? 7

9 PRESENTACIÓN DEL PNUD El Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) considera que la inseguridad ciudadana es actualmente uno de los principales problemas en la región y constituye un obstáculo para el desarrollo humano. No solo resta calidad de vida y salud mental, sino que restringe o impide el ejercicio de derechos, produce altos gastos del Estado en seguridad, genera exclusión y discriminación, intolerancia, conflictividad y obstaculiza el desarrollo. Por ello, y considerando que no es una situación particular del Perú, sino de todos los países de América Latina, el PNUD preparó y presentó durante el 2013 un nuevo informe sobre el Índice de Desarrollo Humano en la región latinoamericana, incluyendo el análisis de la seguridad en la región. Uno de los hallazgos de dicho estudio fue el hecho de vivir una paradoja; siendo la región que más crece y se desarrolla, es a la vez la que más sufre el incremento de la violencia. Asimismo, se identificó que el crecimiento sin igualdad genera un tipo de criminalidad denominado delincuencia aspiracional. Para la realización de dicho estudio se utilizó el enfoque de desarrollo humano, que incluye los factores que determinan que una persona se asocie al crimen, tales como educación, salud, alimentación, entre otros. Una de las novedades que tiene el estudio del PNUD es que para su elaboración se encargó la realización de diversas encuestas a personas privadas de libertad; dándonos la oportunidad de conocer el delito desde la otra cara de la moneda. Para el caso peruano la encuesta estuvo a cargo de Ciudad Nuestra. Gino Costa y Carlos Romero la han analizado y nos entregan sus conclusiones. En el Perú, en el año 2002, el Acuerdo Nacional consagró como sétima política de Estado: Erradicación de la Violencia y Fortalecimiento del Civismo y de la Seguridad Ciudadana. Asimismo, el Plan Nacional de Seguridad Ciudadana , señala en sus primeras líneas: [ ] la seguridad ciudadana es un fenómeno social complejo, multidimensional y multicausal, que debe ser abordado desde diversos aspectos en forma simultánea. El PNUD suscribe esa definición y manifiesta que no basta solo con medidas de control del crimen sino que se requiere de políticas orientadas hacia la mejora de la calidad de vida de la población, con prevención del delito y la violencia por medio de un crecimiento incluyente e instituciones de seguridad y justicia eficaces, además de medidas para estimular la convivencia social. Esperamos que esta entrega contribuya a ese esfuerzo. Solo así se podrá promover una reducción duradera de la inseguridad en el país, que haga posible el contribuir al desarrollo con inclusión y sostenibilidad. Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo 8 PNUD - Ciudad Nuestra

10 PRESENTACIÓN DE CIUDAD NUESTRA Este informe copublicado por el PNUD y Ciudad Nuestra, con el apoyo de la Defensoría del Pueblo, el Instituto Nacional Penitenciario (INPE), el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) pretende contribuir a explicar el delito en el país. Este ha experimentado un incremento importante precisamente durante los años en que la economía peruana crecía sin precedentes y las condiciones sociales mejoraban significativamente. Algo similar ha ocurrido en toda América Latina. Es lo que el PNUD ha definido como la paradoja latinoamericana, que podría resumirse en crecimiento económico, mejora social y aumento de la violencia y el delito. Cómo explicar esta paradoja? El PNUD nos ofrece dos herramientas fundamentales para comenzar a hacerlo. Primero, una encuesta en profundidad a los responsables de la violencia y el delito en seis países latinoamericanos, cuyos principales hallazgos en el Perú damos a conocer en este informe y los comparamos con los otros países. Segundo, un marco de interpretación conceptual que nos servirá para discutir los resultados de la encuesta y aportar a la comprensión del fenómeno criminal. En la introducción del libro se presentan los antecedentes de la encuesta, sus alcances y la historia de cómo se gestó el notable esfuerzo colectivo por llevarla a cabo. En la primera parte exponemos el panorama de la seguridad ciudadana en el Perú a la luz de los principales indicadores disponibles, para luego reseñar de manera breve el marco conceptual que ofrece el PNUD y que nos permite su interpretación. En la segunda parte se discuten los principales hallazgos y se les compara, donde es posible, con los obtenidos en los otros países de la muestra. Dada la dimensión de la encuesta, este informe concentra su esfuerzo de interpretación en los hallazgos referidos a tres de las cuatro condicionantes del delito que identifica el PNUD, a saber, las socioeconómicas, las sociales y las que contribuyen a facilitar el delito. En la tercera parte, además de formular nuestras conclusiones, también damos a conocer nuestras recomendaciones, a efectos de que los resultados de este estudio sirvan para el diseño de políticas de prevención social, cultural y comunitaria, basadas en evidencias. Gino Costa Presidente de Ciudad Nuestra. Quiénes son delincuentes en el Perú y por qué? 9

11 10 PNUD - Ciudad Nuestra

12 AGRADECIMIENTOS A Marcelo Bergman, quien como coordinador regional del Estudio comparativo de población carcelaria del PNUD invitó a Ciudad Nuestra a hacerse cargo de la responsabilidad de aplicar la encuesta a sentenciados privados de libertad en el Perú. El estudio se hizo como un insumo para el Informe Regional de Desarrollo Humano Seguridad ciudadana con rostro humano: diagnóstico y propuestas para América Latina, cuya responsabilidad correspondió a Heraldo Muñoz, director regional para América Latina y el Caribe del PNUD, y a Rafael Fernández de Castro Medina, coordinador general del informe. A ellos también nuestro agradecimiento. También a Carlos Vilalta y Gustavo Fondevila, quienes asistieron a Bergman en la sistematización de los resultados de las encuestas aplicadas en Argentina, Brasil, Chile, El Salvador y México. A Eduardo Vega, defensor del Pueblo, por su decisión de asumir la responsabilidad institucional de aplicar la encuesta en el Perú. Agradecimientos especiales para Luis Francia y Percy Castillo, comisionados que organizaron los equipos en terreno y que hicieron valiosos aportes a lo largo de todo el proyecto, así como a Gisela Vignolo e Isabel Berganza. También a Miluska Ascarza y Patricia Montani, por su apoyo administrativo y secretarial, y a todos los funcionarios y colaboradores de la institución que aplicaron la encuesta. En Arequipa: Wilmer Aranzamendi, Zoraya Torres, Alicia Córdova y Ana Herrera. En Ayacucho: Ena Poma, Wilman Muñoz y Mario Escriba. En Chiclayo: Evonny Gómez, Paola Aranguri, Milagros Méndez y Sandra Margary Regalado. En Cusco: Rina Sánchez, Ciro Esquivel, Eric Núñez y Joel Chacón. En Huancayo: Laura Vila, Indhry Vila, Katherine Bravo y Rosario Bravo. En Lima y Callao: Lissette Bejarano, Isis Baldassari, Luis Cáceres, Magaly Díaz, Gerardo Egocheaga, Fiorelly García, Iván Peña, Lissette Pezo, Robert Rivera, Ana Silva, Jhan Tejada, Luis Paiva, Lucía Núñez y Piero Villena. En San Martín: Raúl Navarro, Zoila Barrera y Hernán Laynes. En Trujillo: Isabel Beleván, Diana Mendoza, Ximena Vásquez y Federico Corzo. A José Luis Pérez Guadalupe, presidente del Instituto Nacional Penitenciario (INPE), quien nos abrió la puerta de los penales de par en par y alentó el proyecto en todo momento. También sus colegas Julio Magán y Óscar Ayzanoa, y a los directores de cada uno de los penales donde se aplicó la encuesta. A las internas e internos que accedieron a ser encuestados por su tiempo, su buena disposición y su sinceridad, cuya voz recoge este trabajo. A Alejandro Vílchez y Aníbal Sánchez, jefe y subjefe del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), por el entusiasmo con el que asumieron el procesamiento y la sistematización de los resultados de la encuesta en el Perú. Agradecimiento especial a Lourdes Condori, sobre cuyos hombros recayó esta tarea, en la que fue secundada por Katherin Quispe, Gleen Carhuachín y Luis Benites. Quiénes son delincuentes en el Perú y por qué? 11

13 A las instituciones que financiaron este trabajo: PNUD Nueva York, que financió la aplicación de la encuesta; PNUD Perú, que financió el análisis de los resultados y su redacción y publicación; y, la oficina del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en el Perú, que también aportó para su redacción. Agradecimientos especiales a la representante del PNUD en nuestro país Rebeca Arias y a sus colaboradoras Leonor Suárez y Lizbeth Vélez, así como al representante del BID Fidel Jaramillo y su colega Gonzalo Deustua. Por sus comentarios al borrador de este trabajo, a Daniel Luz, asesor regional de seguridad ciudadana del PNUD y su equipo en Panamá; a Andrés Restrepo, especialista líder en seguridad ciudadana del BID y su equipo en Washington D.C.; a Victoria Wigodzky, consultora independiente; y, a Darío Ugarte, exdirector de secundaria del Ministerio de Educación entre los años 2012 y Demás está decir que los errores u omisiones de este trabajo son responsabilidad exclusiva de sus autores. A Isabel Lomparte, de GMC Digital, por la corrección de estilo, diseño, diagramación e impresión de este trabajo. Finalmente, a Alicia Solari, directora ejecutiva de Ciudad Nuestra, por su eficaz coordinación en la implementación de la encuesta en el Perú. 12 PNUD - Ciudad Nuestra

14 RESUMEN EJECUTIVO Quiénes son delincuentes en el Perú y por qué? 13

15 1. El 2012 el PNUD encomendó la realización de una encuesta a sentenciados privados de libertad en seis países de América Latina: Argentina, Brasil, Chile, El Salvador, México y Perú. En el Perú el encargo fue asumido por Ciudad Nuestra, que con el apoyo de la Defensoría del Pueblo, el Instituto Nacional Penitenciario (INPE) y el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) llevó a cabo la encuesta. 2. Este informe contiene los principales hallazgos que arrojó la encuesta en el Perú con relación a la historia de vida de los sentenciados privados de libertad, los cuales son presentados de manera comparada con los obtenidos en los otros países donde también se aplicó la encuesta. 3. En términos generales, los sentenciados peruanos se vieron afectados por condicionantes socioeconómicas y sociales bastante más adversas que las de la población peruana en general. También sus niveles de consumo de drogas ilegales y alcohol, y la posesión y uso de armas de fuego resultaron significativamente superiores a los de la población en general. 4. No obstante, si estos resultados se comparan con los de los otros países de la muestra, se verá que los sentenciados peruanos no cuentan con los peores factores de riesgo. Lo anterior indicaría que los elevados niveles de victimización en el Perú no se explican exclusivamente por las adversas condicionantes socioeconómicas y sociales, sino también por las deficiencias y limitaciones de las instituciones encargadas de prevenir y perseguir el delito. Familia 5. Dos de cada tres encuestados (68.4%) vivieron de niños con ambos padres. Las familias de los sentenciados peruanos fueron las más unidas de la muestra regional. 6. El consumo de alcohol y de drogas ilegales era frecuente en el 42.0% y en el 3.4% de los hogares, respectivamente. En el primer caso, el Perú se ubicó en la media regional; en el segundo, nuestros niveles de consumo fueron los más bajos. 7. El 44.0% de sentenciados peruanos reconocieron que su padre los golpeaba cuando niños y el 39.2% afirmaron que su madre era golpeada. De acuerdo con estos indicadores, los hogares peruanos fueron los más violentos de la región. Esta violencia fue la principal causa por la que 36.9% de los sentenciados peruanos abandonaran alguna vez su casa antes de los quince años de edad. 8. El 31.2% de los sentenciados peruanos tuvieron un familiar preso alguna 14 PNUD - Ciudad Nuestra

16 vez y el 3.9% a su pareja. Estas cifras fueron de las más bajas a nivel regional. Escuela 9. Mientras que la deserción escolar promedio a escala nacional es del 13.9%, entre los sentenciados llegó al 59.8%. A esto se debe sumar el 2.7% que no fueron a la escuela. 10. El 22.3% de los sentenciados peruanos tuvieron compañeros en la escuela que cometían delitos. Barrio 11. El 40.0% de los sentenciados peruanos tuvieron mejores amigos que cometían delitos cuando menores de edad. Esta cifra es baja si se compara con los resultados para Chile (72.8%), Argentina (64.3%) y Brasil (56.6%). 12. El 41.3% de los sentenciados peruanos vivieron, cuando niños y adolescentes, en barrios con presencia de pandillas o bandas delictivas y el 29.2% con riñas y peleas frecuentes. En estos indicadores el Perú tuvo los valores más bajos de la muestra regional. Trabajo 13. Casi todos los sentenciados peruanos (97.8%) trabajaron alguna vez en su vida y una proporción altísima (87.3%) trabajaban al momento de ser detenidos. Estas cifras se ubican entre las más altas de la muestra. 14. Hay una mayoría de pobres entre los sentenciados, pues el 58.3% tenían ingresos mensuales inferiores a 800 nuevos soles 1 al momento de su detención. En el Perú el sueldo mínimo vital es de 750 nuevos soles, el mínimo indispensable para cubrir los gastos básicos. Estos ingresos corresponden a los de subempleados o empleados precariamente, lo que explicaría que casi la mitad de los sentenciados peruanos (la cifra más alta de toda la muestra regional) estaban insatisfechos con su situación económica. 15. Quizá el dato más dramático que arroja la encuesta es que el 22.2% de sentenciados peruanos pertenecieron alguna vez a las Fuerzas Armadas (21.1%) o a la Policía (1.1%). Lo más probable es que el paso por las Fuerzas Armadas esté asociado al servicio militar. Este resultado duplica al de México y cuadruplica al de los otros países. También parecen elevadas las cifras de quienes pasaron por las rondas campesinas (2.0%) y los comités de autodefensa (1.7%) dólares estadounidenses, al tipo de cambio actual. Quiénes son delincuentes en el Perú y por qué? 15

17 Alcohol y drogas ilegales 16. Una tercera parte de los sentenciados peruanos (32.1%) consumieron alcohol o drogas ilegales antes de cometer el delito, el segundo consumo más bajo de la muestra. Casi el 90.0% de este consumo correspondió al alcohol. 17. El consumo de los sentenciados peruanos durante su reclusión sí es comparativamente elevado y preocupante, afectando al 16.4%. El alcohol sigue siendo la sustancia más consumida. Armas 18. Un poco más de una cuarta parte de los sentenciados peruanos (28.0%) llevaba un arma al momento de cometer el delito. En el caso específico de los homicidios, casi una tercera parte (32.5%) fueron cometidos con arma de fuego. Ambos indicadores son los más bajos de toda la muestra y coinciden con otros que apuntan a un todavía bajo recurso por los delincuentes a las armas de fuego en el Perú. 16 PNUD - Ciudad Nuestra

18 INTRODUCCIÓN: LA ENCUESTA Quiénes son delincuentes en el Perú y por qué? 17

19 1. Cómo y quiénes hicieron la encuesta? En el marco de la preparación del Informe Regional de Desarrollo Humano Seguridad Ciudadana con rostro humano: diagnóstico y propuestas para América Latina, publicado en Nueva York en noviembre del 2013, el PNUD decidió llevar a cabo una encuesta a personas privadas de libertad en seis países, con el objeto de conocer sus características y las circunstancias que las llevaron a cometer actos delictivos. 2 Esta tarea le fue encomendada al doctor Marcelo Bergman, quien durante la primera década del siglo, y junto con Elena Azaola, había aplicado en tres oportunidades una encuesta de este tipo en el Distrito Federal y en el Estado de México, en los años 2002, 2005 y Salvo estos resultados, nunca antes en la región se había aplicado una encuesta similar y menos de manera simultánea en varios países. El PNUD inicialmente decidió aplicar la encuesta en Argentina, en México, en un país de la región andina y en un país centroamericano. Fue así como el 4 de noviembre del 2012 contactó a Ciudad Nuestra para saber si estaba interesada en hacerse cargo de la encuesta en el Perú. Si bien los recursos eran escasos, Ciudad Nuestra aceptó entusiastamente el desafío. Al final, la encuesta también se llevó a cabo en El Salvador, así como en Brasil y Chile. Con los recursos disponibles no era posible contratar una empresa encuestadora. Ciudad Nuestra tampoco cuenta con los recursos humanos para una tarea de esa envergadura. La solución fue involucrar a la Defensoría del pueblo, creada en 1996, y en particular a su Programa de Asuntos Penales y Penitenciarios, que regularmente visita los establecimientos penitenciarios de todo el país para verificar las condiciones de detención. El Programa ha congregado y congrega a los más importantes especialistas en la materia en el país. Eduardo Vega, el defensor del Pueblo, tomó con entusiasmo la iniciativa al igual que sus colegas Percy Castillo y Luis Francia, comisionados del Programa, aceptando colaborar con la iniciativa de Ciudad Nuestra. La idea era que Bergman, el coordinador regional de la encuesta de población carcelaria del PNUD, capacitara a funcionarios de la Defensoría destacados en las ciudades en las que se aplicaría la encuesta y que estos, a su vez, reclutaran dos o tres personas en cada localidad para aplicar la encuesta. Fue de esta manera como pudo realizarse la encuesta. Entre el 29 y el 31 de enero del 2013 se realizó en Lima la capacitación con una veintena de funcionarios y funcionarias defensoriales. Se trataba de familiarizarlos con el extenso cuestionario de alrededor de 250 preguntas y de iniciar con ellos una discusión para adecuarlo a la realidad peruana. En este ejercicio se llegó, incluso, a 2. Al respecto, ver en el anexo la ficha técnica del Estudio comparativo de población carcelaria. 3. Ver Azaola, Elena y Marcelo Bergman. (2009). Delincuencia, marginalidad y desempeño institucional. Resultados de la tercera encuesta a población en reclusión en el Distrito Federal y el Estado de México. México D. F.: Centro de Investigación y Docencia Económicas. 18 PNUD - Ciudad Nuestra

20 agregar varias preguntas más, terminando con un cuestionario de 277 preguntas. Asistió a la capacitación José Luis Pérez Guadalupe, presidente del Instituto Nacional Penitenciario (INPE), quien ratificó el compromiso que anteriormente había asumido por escrito con Ciudad Nuestra, a efectos de brindar todas las facilidades para la realización de la encuesta. Pocas semanas después, entre el 21 de febrero y el 8 de marzo del 2013, la encuesta se aplicó en Lima y Callao. Entre el 25 de febrero y el 8 de marzo se llevó a cabo en el interior del país. La tabulación de resultados su registro en una base de datos se inició inmediatamente después, bajo la responsabilidad del equipo secretarial del Programa de Asuntos Penales y Penitenciarios de la Defensoría y concluyó a fines de mayo. El tamaño de la base de datos, que contiene las respuestas de 1205 encuestados a 277 preguntas cada uno, obligó a Ciudad Nuestra a solicitar el apoyo técnico del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI). De inmediato, tanto Alejandro Vílchez como Aníbal Sánchez, jefe y subjefe del INEI, aceptaron hacerse cargo de la validación, procesamiento y sistematización de los resultados, en estrecha coordinación con Ciudad Nuestra. Como antes la Defensoría del Pueblo y el INPE, el INEI también honró su mandato de servicio público y colaboró con este esfuerzo conjunto porque comprendió la importancia de la encuesta como herramienta para entender la criminalidad en el país, tarea a la que viene contribuyendo decididamente desde el 2010 cuando comenzó a llevar a cabo la Encuesta Programa de Programas Estratégicos (Enapres), que tiene un módulo sobre seguridad ciudadana. Más recientemente, desde el 2012, lleva a cabo censos anuales de todas las comisarías del país. La encuesta a privados de libertad enriquece, así, el conjunto de instrumentos que ha venido desarrollando el INEI. El 17 de julio del 2013 Ciudad Nuestra entregó al INEI la base de datos con los resultados, la que fue contrastada y validada a la luz de los cuestionarios físicos, donde los encuestadores registraron la información proporcionada por los encuestados. Luego, el INEI elaboró los cuadros con los resultados de cada pregunta, los que fueron discutidos con los integrantes de Ciudad Nuestra y la Defensoría del Pueblo. Finalmente, en marzo del 2014 el INEI hizo entrega a Ciudad Nuestra de la base de datos final, ponderada por sexo, tal como se hizo para las encuestas realizadas en los otros cinco países de la región. Quiénes son delincuentes en el Perú y por qué? 19

21 Simultáneamente, Ciudad Nuestra solicitó al coordinador regional de la encuesta el envío de los principales hallazgos obtenidos en los otros países, con el propósito de contrastarlos con los resultados nacionales. Las encuestas habían sido procesadas y sistematizadas por Bergman y su equipo, integrado por Carlos Vilalta y Gustavo Fondevila. Con la información remitida, Ciudad Nuestra procedió a analizar los resultados y a preparar el borrador del presente informe, que fue compartido con el coordinador regional y su equipo, la Defensoría del Pueblo, el INPE y el INEI. Sus observaciones, comentarios y sugerencias fueron de mucha utilidad para mejorar este informe. Sin embargo, la responsabilidad final es de los autores, por lo que cualquier error u omisión es enteramente de nuestra responsabilidad. Los principales hallazgos del informe fueron también compartidos con el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), que el 4 de abril del 2014 organizó una reunión para su presentación y discusión, a la que asistieron, además de sus funcionarios, representantes de la Defensoría y el INPE. Además del financiamiento del Departamento de América Latina y el Caribe del PNUD, que permitió solventar los gastos básicos requeridos para la aplicación de la encuesta, Ciudad Nuestra recibió un nuevo apoyo financiero del PNUD-Perú y el aporte del BID para la preparación de este documento. También fue fundamental la colaboración de la Defensoría del Pueblo en la aplicación de la encuesta, del INPE en facilitar su realización y del INEI en validar, procesar y sistematizar los resultados. 2. Características de la encuesta La encuesta es un instrumento muy valioso para conocer la situación de criminalidad y el funcionamiento de las instituciones de la seguridad y la justicia, a partir de la información que provean los propios protagonistas del crimen. Las encuestas a privados de libertad, cuyos delitos han sido establecidos por el Poder Judicial, son el complemento natural de las encuestas de victimización, que recogen la opinión de las víctimas. Ambas encuestas constituyen pilares fundamentales para el diseño e implementación de políticas públicas de seguridad ciudadana basadas en la evidencia. Las encuestas a privados de libertad se realizan con quienes han sido sentenciados por un delito, excluyéndose, por tanto, a los procesados, quienes están a la espera de que se establezca judicialmente su responsabilidad penal. Son cuatro los grandes temas que abordó la encuesta, que constó de 277 preguntas y 483 variables. En primer lugar, la historia de vida de la persona que ha delinquido y los factores que podrían explicar su conducta infractora. Entre estos se explora el rol de la familia, la escuela y el barrio, así como las 20 PNUD - Ciudad Nuestra

22 características de su vida laboral. También es relevante la vinculación de los infractores con el alcohol, las drogas ilegales y las armas de fuego, considerados como facilitadores de la actividad delictiva. En segundo lugar, la dinámica criminal, que busca identificar cómo, cuándo, dónde, por qué y con quién los infractores cometieron sus delitos; con qué regularidad y nivel de organización, y con qué fines. Se exploran las características de la actividad delictiva en función de sus cuatro grandes familias, distinguiéndose entre los homicidas, los violadores, los traficantes de drogas y los ladrones. En esta última familia la encuesta explora las diferencias entre los ladrones, los extorsionadores y los secuestradores. En tercer lugar, las condiciones de vida en los centros penitenciarios, referidos sobre todo al alojamiento, la alimentación, la salud y el acceso a los servicios básicos, así como el acceso a la información y el vínculo con la familia y el mundo externo. La encuesta también da cuenta de las características del tratamiento al que acceden los infractores, especialmente a través de la educación y el trabajo, y de los servicios psicológico, legal y social. Esta es una sección muy valiosa para el INPE. En cuarto lugar, las características de la investigación criminal y el proceso judicial que llevó a los infractores a la privación de libertad. Al respecto, es especialmente útil la información que provee la encuesta sobre el nivel de cumplimiento, por las autoridades, de los requisitos básicos del debido proceso. Esta es una sección muy valiosa para la Policía, el Ministerio Público, el Poder Judicial y la Dirección General de Defensa Pública y Acceso a la Justicia del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos. Dado que la encuesta se realizó simultáneamente en seis países latinoamericanos, sus resultados son especialmente útiles por las posibilidades de comparación. No obstante, de las seis encuestas realizadas, la peruana y la salvadoreña fueron las únicas que tuvieron alcance nacional; las otras contaron con ámbitos territoriales más acotados. En efecto, la de Argentina se realizó en la provincia de Buenos Aires y en el sistema de jurisdicción federal de la ciudad de Buenos Aires, la de México en el Distrito Federal y el Estado de México, la de Brasil en el Estado de Sao Paulo y la de Chile en Santiago y en las principales regiones del centro del país. Por esta razón, la comparación tiene sus limitaciones. Quiénes son delincuentes en el Perú y por qué? 21

23 3. Quiénes fueron los encuestados? Se logró diseñar una encuesta nacional gracias a la colaboración de la Defensoría del Pueblo y el INPE, aun cuando al principio se pensó, en función a los recursos financieros disponibles, solo hacerlo en Lima y Callao. El despliegue territorial de la Defensoría y su disposición a aplicar la encuesta contribuyó a adoptar esta decisión. El coordinador regional de la encuesta definió que la muestra debía ascender a 1200 sentenciados privados de libertad, entre hombres y mujeres. Se entrevistaron a 1205 personas, de las cuales 156 fueron mujeres y 1049 hombres. La muestra representó el 4.6% de todos los sentenciados recluidos en centros penitenciarios del país a marzo del Las mujeres estuvieron sobrerrepresentadas, pues ascendieron al 12.9% del total de los encuestados, cuando en la misma fecha solo representaban el 5.8% del total de internas e internos sentenciados. Sobredimensionar a las mujeres tuvo por objeto obtener información representativa sobre ellas. Una vez obtenidos los resultados, estos fueron ponderados por sexo (95.0% hombres y 5.0% mujeres), a efectos de que se respetara su verdadero peso relativo entre la población sentenciada. Los cuadros que se presentan en este informe se encuentran ya ponderados por sexo, por lo que de los 1205 encuestados, 1145 son hombres y 60 mujeres. 5 Similar ponderación se realizó en los otros países que participaron de la encuesta. Es preciso aclarar que los resultados de la encuesta regional presentados por el PNUD en el Informe Regional de Desarrollo Humano Seguridad Ciudadana con rostro humano: diagnóstico y propuestas para América Latina difieren ligeramente de los actuales, porque cuando se publicaron aún no habían sido ponderados por sexo. Luego de consultar con el coordinador regional, se decidió utilizar para este trabajo los resultados ya ponderados, por cuanto son los más exactos desde el punto de vista estadístico. La encuesta incluyó a los más importantes y varios de los más poblados penales de las principales regiones del país. Así, además de los de Lima y Callao, se incluyeron los de la costa norte (Trujillo y Chiclayo), la sierra central (Huancayo y Ayacucho), la sierra sur (Arequipa y Cusco) y la selva (Tarapoto). Estos albergan a la mitad de los sentenciados privados de libertad a nivel nacional (50.3%). 4. Los sentenciados en el país ascendían a , que representaban el 42.0% de toda la población penal. El resto de internos (36 436) estaban procesados, es decir, no contaban aún con una condena judicial firme, por lo que no fueron incluidos en la muestra. 5. La gran mayoría de los encuestados fueron peruanos (96.0%) y una pequeña minoría extranjeros (4.0%). Los extranjeros en la muestra son ligeramente superiores a su presencia entre la población sentenciada, donde representaban a marzo del 2013 el 2.9% del total. 22 PNUD - Ciudad Nuestra

24 El siguiente cuadro muestra los centros penitenciarios seleccionados y el número de encuestados en cada uno de ellos, el que fue definido por el coordinador regional de la encuesta con criterio estadístico. Cuadro 1 Población sentenciada encuestada, por sexo y establecimiento penitenciario Perú, 2013 Establecimientos penitenciarios Hombres % Mujeres % Total % Lima y Callao , , ,5 Lurigancho ,1 0 0, ,8 Castro Castro 48 4,2 0 0,0 48 4,0 Ancón II 47 4,1 8 13,3 55 4,6 San Jorge 28 2,4 0 0,0 28 2,3 Chorrillos 0 0, ,7 19 1,6 Sarita Colonia 62 5,4 0 0,0 62 5,2 Interior , , ,7 Picsi, Chiclayo 92 8,0 5 8,3 97 8,1 El Milagro, Trujillo ,0 8 13, ,1 Socabaya, Arequipa 90 7,9 8 13,3 98 8,1 Quencoro, Cusco ,8 7 11, ,9 Huamancaca, Huancayo 99 8,7 0 0,0 99 8,2 Yanamilla, Ayacucho 80 7,0 5 8,3 85 7,1 Saranguillo, Tarapoto 50 4,4 0 0,0 50 4,2 Total , , ,0 Fuente: PNUD, Ciudad Nuestra, Defensoría del Pueblo, INPE e INEI. Primera Encuesta Nacional a Privados de Libertad (Sentenciados) en el Perú Elaboración: Ciudad Nuestra. Definido el número de la muestra en cada establecimiento penitenciario, los encuestados fueron seleccionados aleatoriamente, de acuerdo con el siguiente procedimiento. El equipo de encuestadores de la Defensoría del Pueblo al llegar al penal, en la fecha previamente coordinada con las autoridades del INPE, recibió del director una lista correlativa de todas las personas sentenciadas en dicho recinto. Anteriormente, los encuestadores habían sido informados por el coordinador regional que deberían comenzar por seleccionar a quien aparecía en la lista con el número x y continuar con los múltiplos dos, tres, cuatro y cinco del mismo número hasta completar el número de encuestados establecidos para la muestra. Por ejemplo, si el número escogido fue 37, los encuestadores seleccionaron al interno 37 de la lista, luego al 74, después al 111, y así sucesivamente. Quiénes son delincuentes en el Perú y por qué? 23

25 Como resultado de este proceso de selección aleatorio, la mitad de los sentenciados tenían entre dos y cinco años detenidos, el 30.0% entre seis y nueve años, el 11.0% entre diez y catorce años, el 6.0% un año o menos y el 3.0% quince o más años. Los encuestados pueden ser agrupados en cuatro grandes familias delictivas. La más numerosa de ellas es la de los delitos patrimoniales, que comprende sobre todo robos y, en menor medida, hurtos. También incluye a los autores de secuestros y extorsiones, aunque ambos grupos representan una fracción muy pequeña. Cuadro 2 Población encuestada, sentenciada y procesada por tipos delictivos Perú, 2013 (%) Población sentenciada encuestada Población sentenciada total Población procesada total Delitos patrimoniales 39,0 33,3 38,8 Delitos sexuales 24,3 25,2 14,2 Tráfico ilícito de drogas 20,9 23,3 25,7 Homicidios 9,5 8,6 5,4 Otros 6,3 9,4 15,9 Total 100,0 100,0 100,0 Fuentes: i) PNUD, Ciudad Nuestra, Defensoría del Pueblo, INPE e INEI. Primera Encuesta Nacional a Privados de Libertad (Sentenciados) en el Perú 2013; y, ii) INPE (2013). Informe estadístico penitenciario. Marzo Lima: INPE, p. 28. Elaboración: Ciudad Nuestra. Obsérvese que la distribución por delitos de la muestra es muy similar a la de la población sentenciada, con muy pequeñas diferencias. Por ejemplo, en la muestra los delitos patrimoniales son casi seis puntos porcentuales mayores y el tráfico ilícito de drogas y los otros delitos un poco menores. Existen mayores diferencias, sin embargo, entre la población sentenciada y la procesada. La más importante es la referida a delitos sexuales y homicidios, los dos tipos delictivos más graves, cuyo peso relativo casi se duplica entre la población sentenciada. Esos incrementos se ven compensados por reducciones del peso relativo de los delitos patrimoniales y, en menor medida, por el tráfico de drogas entre la población sentenciada. Si se compara la distribución de la población sentenciada por familias delictivas en el Perú con la de los otros países de la muestra, lo que más llama la atención es el mayor peso relativo de los delitos sexuales en el país. Como es obvio, estos no son índices de victimización por tipos delictivos. En el caso peruano, uno de cada cuatro sentencias a pena privativa de libertad efectiva recae en un delito sexual, tres veces más 24 PNUD - Ciudad Nuestra

26 que en Argentina, Chile y México, dos más que en El Salvador y el 55.0% más que en Brasil. También llama la atención el hecho de que el Perú, como se verá más adelante, el país con más alta victimización en el continente, tenga la segunda menor población sentenciada por robos y hurtos. En efecto, el grueso de los delitos registrados por las encuestas de victimización en América Latina son los patrimoniales, es decir, los robos y hurtos. Lo que este dato podría indicar es que los delitos patrimoniales en el Perú estarían siendo insuficientemente sancionados, por lo menos si se les compara con los países de la muestra. Esto sería más claro aún si tomamos en cuenta que de los seis países de la muestra, el Perú tiene la tasa más baja de personas privadas de libertad por 100 mil habitantes. En efecto, en el 2012 la tasa para Perú fue de 192, siendo superado por El Salvador (425), Brasil (276), Chile (272) y México (209); solo Argentina (147) tuvo una tasa más baja. Es verdad que la tasa peruana casi se ha duplicado en la última década, pues estaba en alrededor de 100 entre los años 2000 y Eso explica el crecimiento de su población penal y de su sobrepoblación, por cuanto la ampliación de la capacidad de albergue del sistema penitenciario no se ha expandido al mismo ritmo que el ingreso de nuevos internos. Otro hecho a notar es que Brasil cuenta, en términos relativos, con una mayor población penal sentenciada por tráfico ilícito de drogas que el Perú, a pesar de que somos el primer eslabón en la cadena internacional del tráfico ilícito de drogas y el primer exportador mundial de drogas cocaínicas. Esto se explicaría por la intensidad del tráfico en Brasil, hoy constituido en el segundo mercado nacional de consumo de drogas más grande del mundo, después de Estados Unidos. Brasil es, además, una ruta privilegiada de paso para la cocaína que sale de Perú y Bolivia hacia Europa, pasando en muchos casos por África. 7 Por último, también cabe resaltar que somos, junto con El Salvador, los únicos países de la muestra con extorsionadores presos, 8 aunque la diferencia entre uno y otro país sea muy grande. Dada la creciente importancia de las extorsiones en el Perú, es muy probable que el peso relativo de estos delitos entre la población penal crezca significativamente. 6. International Centre for Prison Studies. 7. Organización de los Estados Americanos (2013). El problema de las drogas en las Américas. Washington D.C.: Secretaría General, p Este es un resultado que llama la atención. Se podría explicar por el hecho de que la tipología de delitos de la muestra se construye a partir del delito más grave del encuestado y, en muchos casos, la extorsión podría haberse considerado un delito menos grave que el homicidio o el tráfico ilícito de drogas. México, por ejemplo, es el país con más alto porcentaje de extorsiones según el Barómetro de la Américas, pero los principales extorsionadores son las carteles de la droga. Probablemente en la encuesta mexicana los extorsionadores aparezcan como narcotraficantes u homicidas. Quiénes son delincuentes en el Perú y por qué? 25

27 Cuadro 3 Población sentenciada por tipos delictivos América Latina, 2013 (%) Argentina Brasil Chile El Salvador México Perú Homicidio 24,2 10,5 7,7 39,0 14,9 9.6 Robo 55,3 40,3 62,4 14,4 55, Delitos sexuales 9,4 15,7 8,0 12,5 8, Tráfico/tenencia de droga 6,1 29,8 16,2 6,9 1, Extorsión 0,0 0,0 0,0 16,9 0,0 1.4 Otros delitos 5,0 3,8 5,7 10,4 18,7 9.4 Total 100,0 100,0 100,0 100,0 100,0 100,0 Fuente: PNUD. Estudio comparativo de población carcelaria, Elaboración: Ciudad Nuestra. Respecto a las condiciones de vida de los sentenciados al momento de ser detenidos, cabe afirmar lo siguiente. Primero, casi el 80.0% ya tenían hijos y, de ellos, el 70.0% los tuvieron con una misma pareja. Segundo, la mitad de los sentenciados tenían una vivienda propia, el 30.0% vivían en casa alquilada y el 20.1% se encontraban hospedados, es decir, vivían en casa de otros, especialmente familiares. Tercero, casi el 60.0% vivían con su pareja y/o hijos, un poco más de una tercera parte (36.3%) con sus padres o hermanos, el 6.0% con otros familiares, el 1.4% con amigos y el 11.0% solos. A 26 PNUD - Ciudad Nuestra

Sitemap